El showrunner de Punisher defiende la violencia de la serie




No hace falta aclarar la violencia que caracteriza a la serie de Punisher y dada la gran violencia que hay hoy en el mundo, es entendible que tanto Marvel TV como Netflix hayan querido tratar cautelosamente la historia de Frank Castle.

En una reciente entrevista para Vulture, el showrunner de la serie Steve Lightfoot, comentó que ambas compañías colaboran fuertemente entre sí y con los showrunners de las respectivas series para que todo salga bien, algo que obviamente también ocurrió en The Punisher:

“No fue necesariamente un caso que necesitase consulta. Trabajamos colaborando de cerca con Marvel y Netflix en cada aspecto de la serie. La primera meta para mí era lo que habían hecho con la segunda temporada de Daredevil. Tomé eso como mi barómetro en términos del nivel para la acción. Tomamos eso como nuestra línea y creo que lo manejé relativamente fiel durante la serie.

Como dices, creo que la clave para mí fue que no puedes hacer Punisher no tener una serie violenta. Pero creo que siempre se muestra el precio de esa violencia. Hacerla lo suficientemente real para que hiriese y no fuese frívola. Creo que en segundo lugar también ver que no hubiese coste para Frank. No hizo esto y después simplemente se fue alegremente. Cada situación en la que le pusimos tenía un coste, tanto físico como emocional.”

Un momento recurrente de violencia durante toda la trama es la violenta muerte de la esposa de Frank Castle, la cual podría ser un punto duro para el espectador:

“Quiero decir, la primera escena, donde queda claro que no es la forma en la que murió. Es un sueño. Cada encarnación es diferente. La idea es que empezamos con una imagen donde alguien más mató a su mujer y lo que tiene que quedar claro es que esos sueños progresan, y esto es un poco un spoiler, y en esencia Frank se culpa a sí mismo. La imagen definitiva es que se ve a sí mismo disparando a su mujer. Mucho de lo que conduce su rabia y su pena es, en lo más profundo, que sabe que fue por sus propias acciones. No fue ver morir a su mujer de forma gratuita, sino que fue construir y dejar que el público viera el hecho de que era un hombre que se culpaba a sí mismo más que a nadie por lo que ocurrió. Esa auto-aversión es lo que le conduce.”

0

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*